Avd. Beltrán Baguena nº 9-13, 1piso, 46360 Buñol, Valencia

Relajación asistida

La relajación asistida. 

Las técnicas de relajación aunque se han popularizado mucho en la actualidad son mucho más que una moda.

La psicología emplea la relajacion como una estrategia habitual en sus intervenciones desde hace ya mucho tiempo.
Se viene desde entonces estudiando diferentes técnicas para aplicar la relajación de manera que se adapte lo mejor posible para cada tipo de persona

Agua relajación. 

Independiente del método que se utilice, todo los tipos de relajación están enfocados a las situaciones que requieren de una intervención para la reduccion de ansiedad o el estado de alerta en general del organismo. Uno de los grandes beneficios que tienen las técnicas de relajación es que se pueden aplicar a personas de cualqueir edad. La  relajación también se puede aplicar de forma complementaria con cualquier otro tipo de terapia, también con la farmacológica. Está especialmente indicado para el estrés; y bueno

¿Quién se libra del estrés hoy día?

Desafortunadamente, el estrés es algo que está presente en la mayor parte de las situaciones que vivimos. Se presenta como un estado de sobreactivación que se sostiene durante el tiempo, en diferentes situaciones que consideramos como excesivas, en relación a los recursos con los que disponemos.

 
El estrés nos genera graves repercusiones para nuestra salud, y es por eso que es recomendable que hagamos algo. Y no es suficiente con hacer alguna relajación de vez en cuando, estas relajaciones para que sean efectivas hemos de adquirirlas como un hábito para disminuir la activación que se presenta ante las situaciones que nos generan ansiedad. 


Para que comiences a entender la importancia que tiene aprender a reducir la ansiedad, te recomendamos que lo hagas a través de la relajación guiada. Está especialmente indicada para las personas a las que les cuesta relajarse y se distraen con facilidad. Es un método que resulta sencillo; se puede hacer con una persona que sea la que te vaya guiando en la relajación o incluso con un audio, donde sea alguien quien te vaya dando las indicaciones, con alguna música o ambiente relajante específico de fondo. 

Los psicoterapeutas en consulta, aplican técnicas de relajación como la visualización o la relajación progresiva de Jacobson. Estas técnicas las aplican de forma guiada, y también las mandan para que el paciente las haga en casa. Acabas por incorporar otra actitud en tu día a día, ya que aprendes a respirar de una manera más calmada, cogiendo el aire pausadamente por tu nariz y expulsándolo sin prisa por la boca. Esto, aunque parezca un simple acto mecánico, es lo que hace que acumulemos tensiones y nos agotemos fácilmente si no lo regulamos de una manera consciente.
En los momentos y situaciones que más acelerados nos podemos encontrar, es de gran ayuda ir hacia la respiración y recordar lo aprendido de cuando estamos haciendo nuestras relajaciones guiadas. Conforme lo vayamos aplicando en las situaciones que más ansiedad nos producen, más fácil será ir aplicándolo, hasta que lo hagamos incluso sin darnos cuenta.

Esta respiración consciente que hemos aprendido gracias a la relajación guiada, es la que nos va aportar múltiples beneficios en nuestro día a día. Uno de los más importantes es que podremos pensar con una mayor claridad, debido a que al acostumbrarnos a calmar nuestra mente, tenemos un mejor dominio para no dejarnos llevar por los pensamientos que vienen y van y acaban por controlar nuestras conductas impulsivas. Este dominio sobre nuestra mente nos ayudará a generar menos ansiedad y a tomar decisiones más consecuentes con lo que queremos y nos beneficia-

Comprobarás como la relajación juega un papel importante en tu vida, aprendiendo a incorporarla en las situaciones que vives, disminuirás las tensiones y andiedad, asi como los pensamientos y las conductas que son las que te mantienen en un estado constante de estrés. 

Aprender a relajarte supone ganar en calidad de vida y esto es algo de lo que te beneficias física y mentalmente.  

 

En conclusión, la base para vivir más en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud.

Debemos ser consciente de que para combatir el estrés no basta solo con aprender a relajarnos, sino que también necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral.